Triste historia del síndrome del alcoholismo de fetos

Si aún no lo sabes, debes tener mucho cuidado si eres mujer y te encuentras en estado de embarazo, pues existe una enfermedad o mejor dicho un síndrome que puede ser ocasionado con la injerencia de simplemente una copa de vino en ese estado. Esta enfermedad es denominada como el Síndrome del Alcoholismo de Fetos.

El resultado ocasionado por este tipo de síndromes es la adquisición de trastornos que aún no han podido ser diagnosticado fácilmente por médicos de incluso alta capacitación.

En esta ocasión daremos un paseo por la vida de Teresa, madre de un niño adoptado, quien no tenía ningún conocimiento acerca de la existencia de este tipo de síndromes, grata fue su alegría y la de su marido cuando por fin pudieron adoptar a un niño, algo que habían anhelado por mucho tiempo y fue posible gracias a los trámites realizados con la adopción de niños en Rusia.

Pero con el pasar del tiempo algo no estaba bien con el niño, o al menos eso es lo que sus padres notaban, pues tuvieron que pasar siete años para que esto haya sido notado por parte de sus representantes legales, los cuales buscaron ayuda profesional inmediatamente, ya que su hijo era incapaz de realizar cierto tipo de actividades, y su hiperactividad ya estaba siendo muy preocupante para ambos padres, lo que más llamó la atención de los representantes, fue lo mucho que le costaba a su hijo aprender cosas de muy fácil conocimiento, como por ejemplo los colores, y la constante hiperactividad que presentaba el niño, la cual parecía algo sumamente fuera de lo normal.

El viacrucis médico por el que sus padres pasaron para obtener este diagnóstico fue increíble, pues como se estableció en el prólogo de este artículo, esta enfermedad es sumamente difícil de diagnosticar para la mayoría de los médicos, por lo cual su tratamiento sumamente difícil de obtener, sin embargo, luego de uno de sus últimos diagnósticos, el cual era el trastorno de Déficit de Atención, con el cual los médicos manifestaron haberse quedado cortos acerca de lo que presentaba esta niño, los rasgos deformes empezaron a hacer énfasis en la vida de Víctor, nombre del hijo de Teresa, hasta que después de años de investigaciones, terapias, diagnósticos y medicamentos, un médico dio exactamente en el clavo, en el punto exacto de lo que estaba pasando con Víctor.

El Síndrome de Alcohólico Fetal o SAF. Un síndrome que es incurable, y que ocurre por haber consumido alcohol durante la etapa de gestación del feto.

MULTAS A PADRES QUE PERMITAN QUE SUS HIJOS BEBAN ALCOHOL

Proximamente se implantará una nueva ley en la que se sancionen a los padres de los menores que beban alcohol , ya no sólo se multará a aquellas personas o establecimientos que permitan la venta de alcohol a menores sino que también a sus propios padres, ya que es una forma de que estén más controlados, ya que de la otra manera se considera que se está incitando al menor a beber.

Que los menores beban alcohol de forma muy habitual y que además empiecen a beber cada vez más temprano esta generando muchos problemas en la sociedad, para ello han pensando en esta idea, al menor que cojan bebiendo alcohol no lo sancionarán ya que es menor y está exento de responsabilidad administrativa pero si se podrá sancionar a sus padres y de esta manera los mismos le pondrán más las pilas y lo más seguro es que esté más controlado y ya no vuelva a beber alcohol bajo las represalias de sus adultos.

Cuando hablamos de alcohol, hablamos de cualquier bebida derivada, incluso la cerveza y el vino, y por supuesto esta ley no eximirá a aquellos menores que beban bebidas alcoholicas con el consentimiento de sus padres, ya que esta ley se ampara en la otra ley que prohibe el consumo de alcohol a todo aquel menor de 18 años.

Actualmente esta presunta ley es simplemente un borrador, pero en el caso de que se llegue a implantar seremos el país pionero de toda Europa.

El importe de las sanciones dependerán de las circustancias que se consideren, se le dará la posibilidad al sancionado de cambiar la sanción por la realización de trabajos sociales en favor del Estado.

El sedentarismo y la comida basura, relacionados con la obesidad infantil

El sedentarismo y la obesidad también pueden afectar a los más pequeños. El cuidado de la salud debe comenzar desde pequeños, cuando deben adquirir hábitos correctos de alimentación y comportamiento. Por este motivo, es importante determinar una dieta equilibrada, una rutina diaria de desayunos, comidas y cenas y un tiempo para realizar ejercicio físico.

La Harvard School of Public Health de Boston publica una investigación en la que asegura que los niños que ven demasiado tiempo la televisión y que tienen hábitos de alimentación desordenados son más proclives a ser adultos que padezcan de sobrepeso.

“Por cada  hora extra que los niños pasan delante de la televisión cada día su peso en el futuro aumenta alrededor de 200 gramos”, aseguran. Este dato se acompaña del hecho de que muchos de los niños comen de forma inapropiada mientras están viendo la televisión. “Mientras están absortos mirando la tele son más proclives a comer alimentos poco saludables como patatas fritas, bollos o chocolate“, apunta.

Por este motivo, los investigadores afirman que es importante que los padres estén alerta de los posibles cambios de peso de sus hijos y del tiempo que pasan frente a la televisión o frente al ordenador.

La investigación, que se centra en Estados Unidos, determinó que alrededor del 17 % de las niñas y el 24 % de los niños eran obesos. En esta obesidad tenía mucha culpa las horas que pasaban al día sentados frente al televisor , la pantalla de ordenador o con la videoconsola. La obesidad infantil puede ayudar a contraer en la infancia enfermedades reservadas, en teoría, para edades adultas como la diabetes. Por este motivo, y para evitar complicaciones en la salud, es recomendable, dice el estudio, que los niños no pasen más de dos horas frente a la televisión y que tengan hábitos saludables de vida: una buena alimentación, rutinas diarias de comida y sueño y ejercicio físico.

Padres autoritarios, hijos más rebeldes

Siempre se ha dicho que el comportamiento de los hijos es un reflejo de la educación de los padres, pero esto en la mayoría de veces no es así. Un nuevo estudio, que ha analizado la educación de diversos modelos de familias en toda Europa, demuestra que aquellos más autoritarias son las que hacen que sus hijos caigan más fácilmente en el mundo de las drogas.

La investigación de se ha realizado en Suecia, Reino Unido, España, Portugal, Eslovenia y la República Checa. Además se han analizado diversos modelos de familia, aquellos que son más autoritarios y otros que son permisivos. Uno de los datos más curiosos de este análisis es que en España los jóvenes tienen mucha más facilidad para caer en las drogas que nuestros vecinos europeos.

Los principales resultados de este estudio concluyeron que los extremos dentro de la educación de los hijos no son buenos. Ni se puede ser muy estricto, ni totalmente permisivo, ya que en ambos casos hace que sea más propensa la caída en el mundo de las drogas. Los expertos aconsejan llevar una relación amistosa y cercana con los jóvenes. De esta manera se forma un vínculo de confianza que permite un dialogo continuo entre padres e hijos.

Adolescentes Españoles Y Su Consumo De Bebidas Alcohólicas

Los adolescentes en España han aumentado su consumo de alcohol de manera preocupante durante los últimos años, aunque un dato interesante relacionado a este hecho es que la edad de iniciación en el consumo del alcohol ha subido un poco, ubicándose en los 13,9 años. También hay que destacar la gran reducción del consumo de marihuana adolescentes de edad escolar, llegando a descender hasta un 36%.

Nada de esto altera la lista de drogas más consumidas por adolescentes españoles: el alcohol y el tabaco mantienen firmes sus primeras posiciones con el cannabis por debajo de ellos, siguiendo con otras drogas más fuertes y peligrosas como drogas de prescripción, cocaína, éxtasis, anfetaminas, heroína y otras que por fortuna, gozan de mínima atención por parte de los jóvenes.

Cuando clasificamos el consumo según el género, los estudios arrojan que las chicas consumen tabaco, alcohol y drogas de prescripción, aunque las primeras dos no las consumen de la misma forma que los chicos, que consumen de manera mucho más potente. El resto de las drogas más potentes y dañinas en su mayoría son consumidas por los varones.

En España, la edad de iniciación en el alcohol suele encontrarse entre 13 y 16 años, la cual es alarmantemente baja, a pesar de que el límite inferior ha subido un poco por los decimales, alcanzando los 13,9 años.

Las estadísticas indican que cuatro de cada diez estudiantes consumen más de una droga. La percepción general de la juventud es que el alcohol es una sustancia poco peligrosa y que la marihuana es menos dañina que el tabaco.

Con respecto al acceso de los adolescentes a las sustancias, los sitios más comunes para que compren alcohol son los supermercados, seguidos de los bares  y pubs, teniendo como los sitios más comunes para el consumo los bares, pubs, discotecas y los espacios abiertos. La bebida más común que consumen los adolescentes es la cerveza, seguida del vino, con una gran tendencia a combinar ambos.